Una correcta ventilación también contribuye a que los valores de la humedad no adquieran valores elevados y se produzcan condensaciones. La humedad en una vivienda se origina por sus ocupantes y por las actividades que desarrollan. Las causas de la aparición del agua de condensación son las siguientes: Ventilación insuficiente Aislamiento térmico insuficiente en los

TOP